Categoría: Desafío Creativo

agosto 8 / Desafío Creativo
{Día 15 de 30}

N me escribe  “Tengo una importante pregunta que hacerte: ¿Cómo escapas del aburrimiento en la vida cotidiana?”

Hmm… No me aburro, le digo, porque tomo mucho té.

julio 7 / Desafío Creativo
{Día 13 de 30}

¿Recordaré este lugar? ¿las montañas? ¿miraré alrededor buscando los bosques de pinos… las borregas ir a visitar el río? Hasta ahora, el único lugar por el que siento nostalgia algunas veces es por las Islas Marquesas, por Nuku Hiva…

julio 3 / Desafío Creativo
{Día 12 de 30}

Es la última semana en el pueblo… y eso significa el último miércoles de bingo, la reunión de los del club en casa de Robin con Scones recién horneados, invitaciones a tomar té -al parecer soy turista de reuniones locales,

julio 2 / Desafío Creativo
{Día 11 de 30}
Hay días como este, cuando -pienso- he dormido demasiado. Pesadumbre de algo que no conozco. Y en días como este cuando no se la dirección de un mapa interno, una sensación me toma por sorpresa, y como quién inspecciona un objeto extraño por primera vez: haciéndolo girar con las manos ante los ojos, lo ve por dentro, por fuera, desde abajo, lo examina por detrás, lo voltea… y simplemente no entiende su verdadera utilidad… Así yo a veces veo la vida del hombre – Es decir, mi vida-.

junio 29 / Desafío Creativo
{Día 10 de 30}

No, no es lo que uno imaginaría en primer lugar…  Parada frente a un grupo de 40 viejitas en una casa antigua tomando té.

junio 24 / Desafío Creativo
{Día 9 de 30}

Desde que llegó, pasé esos días extraviada en un país sin nombre.  Este día había cumplido un mes de mi vida de pueblo perdido entre montañas y tardes de soledad, hablarle a las vacas y decirles no coman tan deprisa … y a las borregas contarlas.  Una vida en pequeñas cotidianidades.

Recorrer de forma distinta el bosque en Nueva Zelanda, esta vez bajo la lluvia, abrigada con dos manos en el bolsillo para calentarnos mejor… y escapadas furtivas entre los árboles hasta ser encontradas por los perros… nos perdimos en el camino de vuelta. ¡Y el olor! el olor de éste árbol al que me recargo y el sonido de pequeñas gotas escurrirse por las hojas mientras nos vemos… podría cerrar los ojos te digo y regresar a casa sólo siguiendo lo olores, después de la lluvia son tan nítidos, tan aclarados, tan frescos.

junio 18 / Desafío Creativo
{Día 8 de 30}

Subir la montaña con los de “chicos” del Club, todos alrededor de los 70 años. Hace una mañana nublada y fría. Vinieron a buscarme, me pongo chamarra y tenis. El día suspira tranquilidad y soltura de domingo, aunque los días no importan tanto a un grupo de retirados… tal vez por eso me identifico con ellos.