Día 18

Me voy
No me voy
Me voy
No me voy
Me voy?

La plática con la Embajada Mexicana ha resultado super cómica, ahora ya nos hablamos de tú me dice Tulia! No te vas a morir, justo pensaba en ti: tengo noticias sobre la maquina que hace pasaportes.
La maquina que hace pasaportes ya abordó su avión y viene en camino, dice que el viaje es duro y largo pero que viene con todas las ganas de funcionar, dice que llega el Lunes.
El martes aquí te quiero en la oficina.
¡Pero paciente! Porque hay que programarla y calibrarla y no sabremos si funciona hasta que hagamos el primer pasaporte: El tuyo.
Vente con tu café y paciencia, tal vez haya que hacer ajustes.

¿Por qué tenía que ser mi partida estresante y dramática y de último momento y no un “adiós” tranquilo y sereno, romántico incluso… ?

Opciones reales en este momento:
1.- Que la máquina funcione y tenga mi pasaporte y luego saque mi visa de transito y llegué de forma maratónica y barriéndome con una de esos finales estresantes en la línea de meta a cámara lenta. Y pueda comer tacos en casa de mi abuela.

2.-Que la máquina de pasaportes no llegué a tiempo.
3.- Que la máquina de pasaportes no funcione a tiempo.
4.-Que no me den la cita de la visa a tiempo, o peor que no me la den a tiempo.

Por lo cual cambiaría mi vuelo para llegar más tarde, o tendría que cambiarlo para pasar por otro país de ida, me perdería la graduación de mi hermana pero podría comer tacos en casa de mi abuela al final del día, y eso, siempre es bueno.

2 Comments

  1. Andria PaSa
    octubre 11
    Reply

    Me encanta tu forma de comunicar. Tu poesia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *