Día 3: Vibración

Tercer día  en la casa de Paihia. En cuanto  llegué la habité con mi olor,  ropa tirada por la sala en un impulso de calor, platos sin lavar del desayuno, y sobre todo mucha música. Música  por las mañanas con pan tostado, a medio día con la guitarra  y una voz que empieza a vibrar y a la tarde con cualquier cosa que encuentre en el muro de Abdel  o de algún otro cuyos gustos me apetecen también.  Me quedé mirando al menos una hora a la pianista francesa, me enamoro.

Sigo leyendo el libro de Cristina Peri Rosi que nunca terminé… tengo esa costumbre, ¿te conté alguna vez? Yo leo libros a pedazos, y los leo simultáneamente en desorden… nunca hay uno solo, como nunca ha habido una sola persona de la que esté enamorada en un solo tiempo… siempre se “overlap”… diría en inglés… siempre se superponen… tres al menos si no, ninguno. Una manía extraña que amo.

Hoy estaba lloviendo, pensé que pasaría el día enrollada en mi cobija y de repente ese impulso que no viene atado a ningún pensamiento. Me levanto me visto salgo. Se ve una gran nube detrás del cerro. El mar. Barcos. Playa a lo lejos.
En el pueblo empieza a llover, me resguardo pero después ese impulso de nuevo… Salgo de mi refugió donde otras personas también aguardaban y camino por en medio de la calle entre el agua que cae, me saco la sudadera, me quito las sandalias.

Camino descalza. Estoy empapada pero no hace frío, un clima de subtrópico y una lluvia tibia que me escurre por los chinos y por las mejillas. Soy otra con cada gota que barre una memoria. Y soy la Misma.

Estoy latiendo desde el centro.

¿Es así es como se siente ser sin ningún nombre?

Hoy es pura vibración. Un constante sentido de presencia.

Vibración

¡Con la música! Claro, es como ser parte de las mismas notas, de que cada tono, cada melodía.

Vibración

Del gato que hace prr prrr cuando se hecha a mi costado.

Mi propia vibración.  Siempre había estado, siempre. Ahora solo soy consciente de ello, nada más eso, solo un detenersescucharsentirser.

Antes estaba, mucho tiempo atrás… se expresaba en distintas cosas que hacía también… al bailar, al reírme, al ver un atardecer, al sentir una conexión con alguien, al mar abierto… se expresaba.  Hoy no hay nada. No hay Guanajuato y su música y amigos. No hay San Francisco y  su libertad y amores. No hay Europa un viaje sin retorno. No hay romances. No hay la comida de mi abuela. No hay mar que me haga latir. No hay nada pero está.

Hoy hay una consciencia incluso de esa misma vibración. Algo más suave aún.

BARNANIT IV

Cristina Peri Rosi

Me he fumado todos los cigarrillos de este mundo
llené mis pulmones de nicotina y alquitrán
de monóxido de carbono y de tabaco.

Me fumé todas las alegrías todas las tristezas
todas las guerras las revoluciones los golpes de poder y los fracasos.

Me fumé la soledad y la compañía
la letra de los tangos y los solos de trompeta
los versos de Baudelaire y de Verlaine
en rojas cajetillas de Fortuna o L & M.

Me fumé las noches y los orgasmos
las ganas de vivir y de morirme
me fumé las flores de los tilos
y las pestañas de una rubia
la humedad de una vagina
y la crueldad del anochecer.

Cuando dejé de fumar
pareció que la vida se había detenido.

Ahora ya no fumo
ya no trago humo
ya no chupo alquitrán por los pulmones.

Y la vida vuelve a comenzar
sus imprevisibles gozos
su pasión
algo que llevarme a la boca
filtro o pezón
una cultura de prematuros destetados
una sociedad oral
que quiere consumirlo todo
hasta la muerte misma
inhalando monóxido de carbono
una cultura de la intoxicación,
todos los bebés de pecho
todos ansiosos e insatisfechos.

¿Qué es el Desafío Sweet?

Es una Dinámica Creativa que se originó en Caminomundos.  El desafío es escribir una entrada de Blog durante 16 días seguidos teniendo una meta que va más allá de la escritura.

AQUÍ:

16 Posts/Escritos personales para… simplemente por hacerlo.
16 Acciones para promover o movilizar un negocio de consultoría de investigación.
2 Idiomas

Un “veamos que pasa”

3 Comments

  1. mayo 10

    Amé este post Tulia, la música, las vibraciones, los libros a pedazos (hago lo mismo)… cada detalle, cada regalo componen un bello día 3

    • mayo 10

      Gracias Sol… jaja hago lo mismo con los desafíos, leí un día tuyo y luego me fui al medio de algún otro y luego regresé al último y así… 😛

  2. mayo 26

    Me quedo mas tranquilo ahora, a otros también les pasa igual con los “overlaps” sentimentales o literarios jaja. Me encantó la nota, por supuesto!!!

Comments are closed.