Día 5: Familia

Amaneció calido. Los días serían los mismos desde la ventana pero lo que se expresa parece tan distinto de ayer, lo que parece diferente son las cosas pequeñas. Hoy las nubes son perfectamente redondeadas, hoy Misha no tenía hambre, me esperaba afuera, donde partículas minúsculas flotaban en un rayo de sol que llegabá entre las ramas.

Fue el día de la madre. Debo confesar que la familia es algo que si, que ha ido siempre a donde voy. Habló de mi mamá, de mi abuela, de la comida, de mi sobrino y tengo una manía extraña por encontrar un similar en la gente con algún pariente. Y no tengo necesidad de entender por qué. Una vez creí que era algo pesado, que me jalaba, que debía de alguna forma trascender para ser más ligera. Hoy veo que cuando estoy en Mi Centro, todo es ligero, incluso las opiniones de la familia.

Ayer hablé con mi abuela. Hoy con mis Papás. Voy a admitir que hubo ruido un instante cuando mi abuela me dice: Vente ya hija, que haces allá tan lejos, yo te ayudo… ¿porque no pones un cafecito en Guanajuato? te haces tu casa acá en el cerro, te haces de tus cosas y ya dejas de pensar en eso de viajar.

Ella me ama. No se que decir, digo gracias pero… estoy tranquila, estoy contenta no te preocupes. Colgamos. Algo se mueve por cinco minuntos inquieto dentro de mí… una pequeña vocecita que dice ¿porqué quiere que cambie? ¿acaso me querría más? ¿no me comprende que estoy bien así? por ese instante me lo tomo personal y entonces…

¡Ha! ¡te caché! Rió.

Tengo la certeza de Estar Aquí y no como posición geográfica, pero simplemente Aquí. Y eso me hace ver tan claro a la pequeña Tulia pensando que su abuela no la entiende.

Recuerdo que una vez creí que no me comprendían. Que había cambiado tanto y viajado, que pasaba por cosas que ellos no entendían. Que un día dejarían de preguntar si ya me voy a establecer, a buscar un buen trabajo, a poner un negocito como dice mi abuela, a tener mi casa y mi carro.

Me di cuenta que antes quería pintar todo de un modo mas suave, para no “preocupar” pero que en realidad estaba protegiéndome a mí y como mi pequeño “yo” sentiría con su reacción.

Mi mamá no dice nada. Yo se que ella comprende diferente. Solo dice: Te amo, cuidate. Aunque a veces su expresión y sus ojos son de preocupación… luego en la plática se le olvida.

Mi familia simplemente es así. Es una familia Méxicana, muy unida y con raíces católicas. Y ahora lo digo: no necesito que me “comprendan”. Antes  hubiera querido más apertura, que no hicieran tanto drama de la vida, que mi papá tomara menos, que mi hermana se estresara menos, que mi mamá se diera más tiempo para ella misma… que “comprendieran” que para mí no es importante tener seguridades. Alguna vez incluso quise discutir en las reuniones familiares… como si tuviera que defender mis “ideas”…

Esta bien, pregúntame, hazme dudar, hazme pensar por un instante que si, que algo debería hacer distinto. Esta bien si te preocupas y me sacudes un poco. Pues es una oportunidad para reafirmarme a mí. Para reafirmar que no hay más ruidos.

Porque simplemente puedo verte con amor no necesito que  entiendas lo que hago, sepas todo de mi vida  o cambies. 

Así como eres en este mismo instante eres todo lo que Eres.

¿Qué es el Desafío Sweet?

Es una Dinámica Creativa que se originó en Caminomundos.  El desafío es escribir una entrada de Blog durante 16 días seguidos teniendo una meta que va más allá de la escritura.

AQUÍ:

16 Posts/Escritos personales para… simplemente por hacerlo.
16 Acciones para promover o movilizar un negocio de consultoría de investigación.
2 Idiomas
Un “veamos que pasa”

8 Comments

  1. mayo 12
    Reply

    Em… bueno Tuliex! Dedícate al área cafetera jajajajaj Que si te pones un cafecito en Guanajuato vos me das ordenes y yo limpio, sirvo tacitas, esas cosas…

    jajajaja linda! precioso día 5….

    • mayo 12
      Reply

      De hecho, no es una mala idea en absoluto!!!
      jajaja una profesión más por explorar jajaja

      • mayo 14
        Reply

        Ya… que después de los fish and chips mi querida… tenemos amplia experiencia en el manejo de servicios gastronómicos internacionales… jajajajajaj

        • mayo 17
          Reply

          Jajaja pero que te pasa… es ALTA COCINA nadamás aquí jajaja entre eso y las pastas de Giovanna uuuy…

  2. mayo 20
    Reply

    Hermoso Tulia. Y es verdad, cuando uno ve con amor, no hace falta comprender ni entender. Esa es, de hecho, una de las características más hermosas del amor. 🙂

    • mayo 21
      Reply

      Gracias Sol… ¿cómo va ese libro? 🙂

  3. mayo 28
    Reply

    Precioso es la palabra! Cuanta necesidad de comprensión, aceptación, justificación… ¿Por qué pensamos que tenemos que hacerlo? Gracias por la nota-espejo, por el olor a café generado 🙂

    PD: Maga como camarera de tu café, no lo recomiendo, es la ruina asegurada (quien se comió el lemon pie enteroooo?)

    • mayo 28
      Reply

      Jajajaja noo ya me imaginó Maga comiéndose todos los postres!
      (claro los que yo haya dejado vivos en primer lugar jijijij)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *