La lluvia no ha parado de caer

Veo una rienda suelta y la cojo, un estrecho por donde meterme entre las palabras. Entonces se van abriendo. Te he dicho que a veces me hallo suspendida en un momento continuado eternamente cuando las gotas caen en el tejado y debo quedarme quieta, quietísima, casi aguantando la respiración escuchando el golpeteo galopante de su anuncio contra el tejado y viendo como se van escurriendo de apoco por la ventana hasta deshacerse por completo.

Grandes misterios han ocupado mi mente en estos días. He intentado averiguar por dónde el sol llega con mejor posición en la casa para situar mi isla o tirarme en la alfombra a leer o trabajar sin moverme mientras el tiempo trascurre hasta dejarme en la sombra. He probado todos los asientos del jardín, y me he quedado quieta escuchando contraer y expandir  esta casa viviente. Cosas sin importancia acontecen también como olvidar quién soy por las mañanas y descubrir con sorpresa la cara de alguien nuevo en el espejo.

¿Será acaso que la palabra y la escritura es un músculo que se relaja y se contrae como esta casa? ¿Que se ejercita con el uso o será simplemente que la creatividad y las ideas se encuentran volando alrededor de uno…? Me gusta pensar que las grandes historias y los más vivos poemas revolotean invisibles en el mundo, esperando una mano que sostiene una pluma al aire, unos dedos fríos sobre el teclado, una mente silenciosa y un corazón en palmas, abierto o roto, o quebrado si quieres…

Siempre escribo de las mismas cosas, siempre de las hormigas que pasan de lado a lado o de las gotas que resbalan por la ventana o de cómo el sol sale y se pone, del andar extraño de una mujer cualquiera, o de cómo aquí la gente sonríe de cierta forma o pronuncia una silaba distinto… siempre son esas cosa de los lugares que absorben mi atención… no se donde queda el espacio para los grandes acontecimientos. Poco sabría hablar de política e ignoro casi la totalidad de noticias que pasan en el mundo. No lo hago a propósito es sólo que la lluvia no ha parado de caer, entonces a ocupado un centro primordial en estos días… entonces no sé mucho de aviones que se caen o de las guerras que estallan en oriente… tal vez tendría que disculparme por ello, por no ver las noticias para enterarme con exactitud del numero de muertos que hubo el día de hoy. No es que no me entere en absoluto de las leyes que quiebro, es sólo que la lluvia sigue anunciando su presencia contra el techo, la tibieza de la manta que me cubre, el olor de mi playera tan mío y esta mano que escribe.

No es que ignore el sufrimiento del mundo, ni que lo niegue , ni que no me de cuenta de ello. A veces a mi también me dan ganas de llorar, a veces me siento tan pequeña, a veces me duelen las muelas, y hay noches que tengo pesadillas con hombres que entran por puertas abiertas de par en par y tengo que salir, alzar la vista, buscar un pedacito de cielo estrellado para saber que he despertado, que la única certeza que tengo es este-instante, es este respiro, este latido y que tengo los pies fríos. Siento que todo va de dentro hacia afuera, que el mundo esta invertido queriendo ir de afuera hacia adentro… llenarte de cosas, llenarse de información, tomar cosas, consumir cosas, cambiar cosas… Es como si necesitara darle la vuelta a todo, invertirlo por completo. Como voltear una naranja de adentro para afuera…  y que todo lo interno quedara para fuera y o de afuera se sintiera adentro. “Se quiere combatir a la oscuridad cuando lo que se necesita es luz.

Que silencioso es todo aquí, parece lo único constante. A veces al viento que mueve ramas y el fresco que contrae las maderas de los techos salta sobre ese silencio. Allá los pájaros se llaman entre sí ignorando mi presencia. Si viene una ventisca del norte, de los trópicos, entonces dejo que me moje y me resbale por el pelo y la cara. Esta templado.

6 Comments

    • agosto 25
      Reply

      Que bueno Vir!! 🙂
      y gracias por decírmelo, que lindo saber estas cosas… es cuando nos inspiramos unos a otros.
      Beso!

  1. septiembre 1
    Reply

    Hola Tulia, muy bueno lo que escribiste, la verdad que se noto que lo escribiste con el alma, es muy inspirador, muchas gracias por estar hermosas palabras.

    • septiembre 1
      Reply

      Gracias Andres 🙂
      así nos insipiramos unos a otros jajaja
      abrazos!

      • septiembre 2
        Reply

        sí! inspiración en cadena 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *