Tulia Gonzalez Posts

mayo 17 / Desafío Sweet
mayo 16 / Desafío Sweet

De nuevo al autobús. La mitad de la vida me ha sucedido así… trasladándome de un lugar a otro. Tal ves todo comenzó cuando a los tres años me sacaron de Irapuato a Puebla y de Puebla a Irapuato y luego al Rancho y de vuelta a Irapuato. O tal ves eso nada tiene que ver, tal vez solo hay quienes nacimos bajo el signo del movimiento, o peor aún el del buscador. Ya sea de cuidad a país o de esquina a esquina de la misma cuadra… al cabo es lo mismo.

Hasta pronto más sin saber cuando, el alargamiento de los últimos 5 minutos juntos, las puertas que se cierran, la última mirada a la habitación, el calcetín olvidado, los pasajes impresos, los recuerdos que se cuelan en el equipaje, los kilómetros marcados al mapa, los kilómetros que ya no importa recorrer.

¿Es intuición o es que aquello que digo a broma se decide mostrar al día siguiente?. Dos coincidencias – si así se le quiere llamar a eso que entreteje cada hilo de la vida– con el mismo hombre:
La primera una cancelación de casa resultado de pasar unos días en aquel velero verde en Mount Maunganui. Silencios: No había necesidad de palabras entre nosotros.
En la segunda yo tomaba café hoy en mi último día en el pueblo de Paihia. Un hombre pasa por enfrente cargando una escalera, reconozco esos lentes. ¿Qué haces acá? Fuimos por un viaje en auto.

¿Y todo esto es importante?
No. Las señales ahora solo son otra parte del juego. Antes las intentaba leer como quien quiere leer el destino en las cartas del tarot. Buscando hilos, siguiendo coincidencias, intentando sacar conclusiones y sin embargo son conjeturas de un idioma desconocido pues es un idioma el cual mi mente no habla: solo puede interpretarlas a su antojo, dependiendo de su humor o de su gusto.

Honestidad al momento en cada instante. Simplemente eso. Hay una armonía y no quiero causar conflicto con ello en ningún aspecto. No hay coherencia, hay cosas que se sienten bien o no. Es claro. Es alianza con lo inevitable. 

¿Qué es el Desafío Sweet?

Es una Dinámica Creativa que se originó en Caminomundos.  El desafío es escribir una entrada de Blog durante 16 días seguidos teniendo una meta que va más allá de la escritura.

AQUÍ:

16 Posts/Escritos personales para… simplemente por hacerlo.
16 Acciones para promover o movilizar un negocio de consultoría de investigación.
2 Idiomas
Un “veamos que pasa”

mayo 15 / Desafío Sweet

Mensaje para Misha en el tablón de la cocina: agarré mis chivas y me fui. te dejé comida, agua fresca en la cubeta a un lado de la buganvilia, ya sabes, ahí donde termina la manguera, no revuelvas los cojines. Hasta nunca. T.

 

Misha
Misha

Dejemos la literatura aparte, aquí entre nos vayamos por los hechos, además de que ese genio creativo que supuestamente habita en mí (¿ya me oíste?) tiene horarios Mexicanos pues esta llegando tarde…

 

*El albañil de brazos fuertes tocó la puerta. Tulia en sus más galantes garras y presentablemente peinada (como es su costumbre sin ninguna duda) abre la puerta. Plática de un minuto – espionaje secreto por la ventana la siguiente media hora – (si, aunque no lo crean… nunca digas nunca)

el albañil buenote
Albañil Kiwi

 

*A Tulia le esta creciendo el cabello, pero los chinos siguen encogiéndose. ¡Cuanta humedad!

*Ensalada Cesar, Pasta pomodori y albaca, Risoto con champiñones: Mucho tiempo para cocinar. Un pastel de vainilla y plátano, la mitad para la cena. Una guerra: Tulia vs la batidora manual.

*El estuche de la guitarra se rompió. No, no lo mandé a la chingada… con aguja lo cosí completo! Ahora es una guitarra enclaustrada. Esas cosa que uno hace para sobrevivir sin que se arruine el día.

La casita
La casita

 

*El gato me pegó las pulgas, creo que ya no tengo pero aún hay comezón.

*El último día de la casita de Paihia. Primera casa en verdad en soledad, disfrutando de hacer ridiculeces, como aprender a cantar y escribir tonteras en este post (acá el chiste era escribir diario ¿no?) Nadamás para que no nos vayamos poniendo serios.

*Espero que ningún potencial Cliente (allá del otro lado de la web donde habita la que hace investigación) encuentre este post (como seguramente hará).

la postguerra en la cocina
la postguerra en la cocina

 

 

Adiós Misha, te dejé la notita porque tu no eres un gato que rebose de indiferencia.

Gracias Kiwis que confían tanto en la gente para dejar su casa al cuidado de una Mexicana (de dudosas procedencias y con sospechas de hecho justificadas).

¿Qué es el Desafío Sweet?

Es una Dinámica Creativa que se originó en Caminomundos.  El desafío es escribir una entrada de Blog durante 16 días seguidos teniendo una meta que va más allá de la escritura.

AQUÍ:

16 Posts/Escritos personales para… simplemente por hacerlo.
16 Acciones para promover o movilizar un negocio de consultoría de investigación.
2 Idiomas
Un “veamos que pasa”

mayo 15 / Veleros

– ¿así que nunca te habías subido a un velero?

-No nunca

– ¿y quieres cruzar un oceano en barco?

– Hmm… pues si…

-¡Bueno, al menos sabes nadar!

 

Las personas estaban impresionadas porque yo venía de “la montaña” decían cuando les hablaba de Guanajuato. El vivir en velero  o navegar no es -aún- parte de la cultura en México, aunque en nuestra costa estén los puertos más conocidos para iniciar los viajes que cruzan el Atlántico y el Pacífico.

Yo sin embargo estaba más impresionada con la vida que lleva “la comunidad de marineros”, encontré todo tipo de personas en los barcos, gente con historias asombrosas de cómo llegaron a este estilo de vida, hombres que llevan más de 20 años viviendo en velero, parejas jóvenes que viven-trabajan-viajan de país en país de esta forma, familias con niños (donde los niños nunca han vivido a tierra), personas de diversos orígenes y países.  Descubrí también que la “comunidad de marineros”  es un pequeño grupo de personas alrededor de todo el mundo, se conocen entre sí y aún cuando no se conozcan, siempre se ofrecen ayuda.

 

Vivir a bordo de un velero es tener amigos donde quiera que haya otro velero. 

 

Llegue entonces a viajar y vivir a bordo de Romany Star. Pablo, el capitán necesitaba ayuda para llevar su velero de Barra de Navidad a La Cruz en Nayarit y yo aprendería lo básico de “velear”.  La primera impresión que tuve de un barco fue el reconocimiento del espacio donde se vive, parece todo tan compacto y cada cosa tiene un lugar específico y una forma de acomodarse pues cada rincón del barco esta bien aprovechado.

Después de eso viene el reconocer el espacio que ocupa el barco en el agua, el decir bueno este es el espacio en el que vivo, camino, duermo, viajo, como, y después de eso esta el agua. Hay un sentimiento de ser un pequeño mundito flotante, una desconexión con el mundo a tierra que se ve desde lejos, pero al mismo tiempo una conexión distinta y más fuerte con todo alrededor, la naturaleza, el agua y su constante cambio. Para mí esas semanas fueron de aprender esa forma distinta de experimentar el mundo viviendo en el agua. Fue entonces cuando pasaron los días flotando que comprendí lo ligero que podemos llegar a ser pero también fui consciente de lo mucho que pesamos.

 

Vivir a bordo de un velero es vivir flotando.

 

Por tres semanas aprendí en inglés lo básico de los veleros, los nombres de las velas, las partes de los barcos, los nombres de las cuerdas y cual sirve para cada vela, para alzarla y controlar la velocidad del velero, aprendí también de nudos y que cada cosa tiene un nombre distinto solo por pertenecer a un barco. Aprendí el lenguaje de la navegación pero sobre todo aprendí el lenguaje del viento, que un velero es porque el viento, y yo fui porque el viento también. 

 

Vivir a bordo de un en velero es saber reconocer la dirección y fuerza del viento. 

 

Siempre me preguntan si me mareo, es una de las más grandes inquietudes que tienen las personas al hablar de vivir en un barco. Yo no me mareo pero tengo incomodidad el primer día de navegar, me siento débil y si hay mucho movimiento no cocino, ni leo, ni nada, solo estoy afuera en la brisa. Hay sin embargo muchos factores y muchas respuestas distintas a la pregunta del mareo. Se supone que todos en cierto punto podemos llegar a mareamos pero el límite para cada persona es distinto. Conozco personas que se marean y que viven en barcos pero depende del tipo de barco, la fuerza del viento, el tipo de olas y que dirección que tengan. Las personas que se marean me han dicho que se acuestan en piso, lo más cercano al agua, otras toman medicamentos, y otras se han ido acostumbrando a vivir así, pues el mareo no es todo el tiempo si no en ciertas circunstancias.

 

Vivir en un barco es vivir en movimiento constante. 

 

He estado conviviendo en los últimos siete meses con todo tipo de personas, algunos con un nivel económico promedio, y otros que prácticamente pudieran comprar cualquier cosa que quisieran…  y sin embargo en un barco todos cargamos con ciertas pertenencias que caben y no más. Las prioridades son muy distintas en la vida de los “marineros”. Pablo, por ejemplo, así como Bob capitán de Gaia fueron dueños exitosos de empresas en Estados Unidos. Crearon sus propios negocios, vivieron una vida de lujos y excesos, fueron dueños de carros, propiedades, y cosas. Ambos un día simplemente se cansaron de ese estilo de vida y vendieron todo, se compraron un velero y se fueron a vivir al mar.
En este tiempo he utilizado no más de 4 shorts, 6 playeras, y dos trajes de baño, tengo un par de sandalias y uno tenis…  es lo único que necesito.

 

Vivir a bordo de un velero significa vivir con pocas pertenencias.

 

Por otra parte no me costó mucho descubrir las desventajas que tiene este tipo de vida. En primer lugar, hay un apego al barco, una ves que se es dueño de un barco hay una “preocupación” constante por el. En segundo lugar es que puede llegar a ser muy caro, alguien me dijo “es como un hueco en el oceano donde tiras dinero”. En tercer lugar es que todo gira alrededor del barco, esa es la prioridad. Y por último es que es constante trabajo, siempre hay algo que arreglar e incluso las cosas más simples como conseguir agua consumen energía y tiempo.

 

Vivir a bordo de un velero es trabajo y vacaciones todo al mismo tiempo.

 

Algo curioso que me pasó es que escuchar las conversaciones entre “la gente de los barcos” me recordó tanto a estar en el rancho de mi abuela, donde mis tíos que son campesinos hablan todo el tiempo del clima, la tierra, las plantas. Entre los marineros se habla de la luna, se pone atención a los cambios en las olas, la temperatura, el clima…  se habla también de peces, de corales, de cielo, o de la visibilidad del agua.

 

Vivir a bordo de un velero es hablar del clima.

 

La vida en un velero incluye trabajo físico, se siente uno muy presente pues se usa el cuerpo de formas distintas, además de practicar deportes acuáticos, nadar, bucear, largas caminatas cuando llegas a tierra. Viviendo en un velero uno se vuelve sensible a los ciclos del propio cuerpo y a los ciclos de la naturaleza. Yo me descubrí más llena de algo salvaje.

 

Vivir a bordo de un velero es vivir descalza. 

laundryenpointe
Colgando la ropa abordo de En Pointe, Raiatea, Polinesia Francesa. Photo by: Tom Van Dyke
mayo 14 / Desafío Sweet

Los veleros están partiendo, los veleros aparecen debajo de las piedras, los marineros salen como hormigas después de invierno, salen de sus caparazones de madera el muelle vibra una tensión eléctrica  todos se preparan.

Ambiente de algo que esta a punto de pasar,
se contiene la respiración
antes de dar otro salto al agua
profundo
cierra abre los ojos
el instante antes de…

Velas que se alzan, es hora de repartir tréboles de cuatro hojas, oler el viento, inspeccionar nubes, preguntar a los peces… esperar las señales de los pájaros, las palmeras desaparecen por debajo de las olas.

Es tiempo de partir ¿Vienes?
Sube abordo, ayuda a soltar las cuerdas de proa, ponte el traje y cúbrete de sal.

Acabo de rechazar una invitación para ir a Fiji como tripulación en un velero (Altimar Catamaran). Los marineros están saliendo de los recónditos costados de Nueva Zelanda, me los he encontrado toda la semana de la manera más espontanea: me llaman, me escriben e incluso en el supermercado de un pueblo donde vivo.

Un mail repentino de alguien que conoce a alguien que me conoce: – Estamos anclados a un lado de Miss Goodnight necesitamos tripulación para ir a Fiji. – Dije No.

Voy al supermercado: los chicos de Hungría me reconocen, tienen anclado su barco más al norte… que sorpresa! se preparan para ir a Vanuatu.

Tom se va a Nueva Caledonia, mi amiga Zuleika en su hermoso barquito dice Vanuato. Ian el que vino desde antártica dice yo me voy hasta el Japón… Miss Goodnigth va a Tonga, Reina Margarita a Fiji… otros ya partieron para Alaska…

Les haré señas desde el puerto con la mano y les tiraré flores. Escribiré sobre ellos, seguiré sus aventuras acá.  Tal ves los alcanzo en alguna otra isla, tal vez no. Y estoy feliz por ello, por no saber con exactitud cuando volveré abordo y saber también que siempre están ahí.

Porque no quiero congelarme en ninguna forma, encerrarme en un concepto de mi misma, decir esto soy, ponerme una definición.

No soy viajera: solo he viajado
No solo soy enfermera: esa es la profesión que estudié
No soy marinera: solo he navegado

Hay apertura para decir esto ha sido parte de mi vida pero no me identifico con ninguno de los personajes (aunque el  del “buscador” sea el más sutil). Los disfruto todos, puedo abrazarlos o caminar lejos de ellos.

Soltaré sus lineas desde el muelle esta vez.  Para mí no es temporada aún. La vida me ha dado una casita en las montañas donde veré pasar el invierno entre neblina y río, pescaré y contaré ovejas para dormir en el frío mientras todos huyen hacia la calidez de las islas… Esto  es lo que se expresa este momento, con una alegría  suavecita y constante… ya buscaré como calentarme los pies fríos.

…Los veleros que parten a distribuir mi alma por el mundo /
Volverán convertidos en pájaros /
Una hermosa mañana alta de muchos metros /
Alta como el árbol cuyo fruto es el sol /
Una mañana frágil y rompible /
A la hora en que las flores se lavan la cara /
Y los últimos sueños huyen por las ventanas /

*Fragmento de Altazor, Vicente Huidobro

¿Qué es el Desafío Sweet?

Es una Dinámica Creativa que se originó en Caminomundos.  El desafío es escribir una entrada de Blog durante 16 días seguidos teniendo una meta que va más allá de la escritura.

AQUÍ:

16 Posts/Escritos personales para… simplemente por hacerlo.
16 Acciones para promover o movilizar un negocio de consultoría de investigación.
2 Idiomas
Un “veamos que pasa”

mayo 12 / Desafío Sweet

Amaneció calido. Los días serían los mismos desde la ventana pero lo que se expresa parece tan distinto de ayer, lo que parece diferente son las cosas pequeñas. Hoy las nubes son perfectamente redondeadas, hoy Misha no tenía hambre, me esperaba afuera, donde partículas minúsculas flotaban en un rayo de sol que llegabá entre las ramas.

Fue el día de la madre. Debo confesar que la familia es algo que si, que ha ido siempre a donde voy. Habló de mi mamá, de mi abuela, de la comida, de mi sobrino y tengo una manía extraña por encontrar un similar en la gente con algún pariente. Y no tengo necesidad de entender por qué. Una vez creí que era algo pesado, que me jalaba, que debía de alguna forma trascender para ser más ligera. Hoy veo que cuando estoy en Mi Centro, todo es ligero, incluso las opiniones de la familia.

Ayer hablé con mi abuela. Hoy con mis Papás. Voy a admitir que hubo ruido un instante cuando mi abuela me dice: Vente ya hija, que haces allá tan lejos, yo te ayudo… ¿porque no pones un cafecito en Guanajuato? te haces tu casa acá en el cerro, te haces de tus cosas y ya dejas de pensar en eso de viajar.

Ella me ama. No se que decir, digo gracias pero… estoy tranquila, estoy contenta no te preocupes. Colgamos. Algo se mueve por cinco minuntos inquieto dentro de mí… una pequeña vocecita que dice ¿porqué quiere que cambie? ¿acaso me querría más? ¿no me comprende que estoy bien así? por ese instante me lo tomo personal y entonces…

¡Ha! ¡te caché! Rió.

Tengo la certeza de Estar Aquí y no como posición geográfica, pero simplemente Aquí. Y eso me hace ver tan claro a la pequeña Tulia pensando que su abuela no la entiende.

Recuerdo que una vez creí que no me comprendían. Que había cambiado tanto y viajado, que pasaba por cosas que ellos no entendían. Que un día dejarían de preguntar si ya me voy a establecer, a buscar un buen trabajo, a poner un negocito como dice mi abuela, a tener mi casa y mi carro.

Me di cuenta que antes quería pintar todo de un modo mas suave, para no “preocupar” pero que en realidad estaba protegiéndome a mí y como mi pequeño “yo” sentiría con su reacción.

Mi mamá no dice nada. Yo se que ella comprende diferente. Solo dice: Te amo, cuidate. Aunque a veces su expresión y sus ojos son de preocupación… luego en la plática se le olvida.

Mi familia simplemente es así. Es una familia Méxicana, muy unida y con raíces católicas. Y ahora lo digo: no necesito que me “comprendan”. Antes  hubiera querido más apertura, que no hicieran tanto drama de la vida, que mi papá tomara menos, que mi hermana se estresara menos, que mi mamá se diera más tiempo para ella misma… que “comprendieran” que para mí no es importante tener seguridades. Alguna vez incluso quise discutir en las reuniones familiares… como si tuviera que defender mis “ideas”…

Esta bien, pregúntame, hazme dudar, hazme pensar por un instante que si, que algo debería hacer distinto. Esta bien si te preocupas y me sacudes un poco. Pues es una oportunidad para reafirmarme a mí. Para reafirmar que no hay más ruidos.

Porque simplemente puedo verte con amor no necesito que  entiendas lo que hago, sepas todo de mi vida  o cambies. 

Así como eres en este mismo instante eres todo lo que Eres.

¿Qué es el Desafío Sweet?

Es una Dinámica Creativa que se originó en Caminomundos.  El desafío es escribir una entrada de Blog durante 16 días seguidos teniendo una meta que va más allá de la escritura.

AQUÍ:

16 Posts/Escritos personales para… simplemente por hacerlo.
16 Acciones para promover o movilizar un negocio de consultoría de investigación.
2 Idiomas
Un “veamos que pasa”

mayo 11 / Desafío Sweet

Hoy es puro vacío.  No pensaba publicar nada.  Le dije a Maga, no hay día 4 hoy es un día omitido. Pero no porque las palabras no estuvieran, si vinieron de una forma extraña durante el día.

Desperté tarde. Soñé con dos amigas al retomar el sueño ahí por las 7…  dije esta nublado un rato más. Cuándo duermo “de más” despierto desorientada: Tome una ducha fría. Misha me veía con ojos entrecerrados pues su desayuno de las 8 no estaba en el plato. Este gato no es un gato común, lo digo en serio.

Voy al mar, bajo la colina y no se como llego a una playita oculta entre las piedras:  Mis pasos fueron solo sonidos, mi piel no siente lo frío del agua. Es vacío.

¿Quién soy cuando voy a dormir? 

Caminé.  Un hilo de palabras se amontonó entre mis pasos,  un cuaderno a la orilla. Escribir sin saber lo que se escribe.

Hoy fue solo vacío.

 

Existencia Pura

He construido una pirámide
de mis antepasados
para luego sepultarla.

Construí una iglesia en su cima
con todo lo admitido
Para luego demolerla.

Construí un cementerio entonces
cruces caídas, cuerpos, memorias
para luego destruirlo.

Sembré un árbol
en gusanos y cenizas
en cadáveres
de todos los que fueron
porque ninguno sobró.

Todos incluidos.
Todos abarcados.

Sus ramas se extendieron
hasta el pueblo de  mi abuela
alimentaron muertos
de savia y leche
de semen y semilla
porque es de fin a principio
y no al revés.

Y su sombra
fue sombra de luz negra
ardor bajo las ramas
piel arrancada
desprendimiento del vientre
porque es de fin a principio
y no al revés.

Todo ardió en su propia sombra
el árbol mismo consumido
sin restos del pueblo, de la iglesia,
piedras del sol y de la luna
porque es de fin a principio
y no al revés.

Y solo así,

Existencia pura.

 

¿Qué es el Desafío Sweet?

Es una Dinámica Creativa que se originó en Caminomundos.  El desafío es escribir una entrada de Blog durante 16 días seguidos teniendo una meta que va más allá de la escritura.

AQUÍ:

16 Posts/Escritos personales para… simplemente por hacerlo.
16 Acciones para promover o movilizar un negocio de consultoría de investigación.
2 Idiomas

Un “veamos que pasa”

mayo 10 / Desafío Sweet

Tercer día  en la casa de Paihia. En cuanto  llegué la habité con mi olor,  ropa tirada por la sala en un impulso de calor, platos sin lavar del desayuno, y sobre todo mucha música. Música  por las mañanas con pan tostado, a medio día con la guitarra  y una voz que empieza a vibrar y a la tarde con cualquier cosa que encuentre en el muro de Abdel  o de algún otro cuyos gustos me apetecen también.  Me quedé mirando al menos una hora a la pianista francesa, me enamoro.

Sigo leyendo el libro de Cristina Peri Rosi que nunca terminé… tengo esa costumbre, ¿te conté alguna vez? Yo leo libros a pedazos, y los leo simultáneamente en desorden… nunca hay uno solo, como nunca ha habido una sola persona de la que esté enamorada en un solo tiempo… siempre se “overlap”… diría en inglés… siempre se superponen… tres al menos si no, ninguno. Una manía extraña que amo.

Hoy estaba lloviendo, pensé que pasaría el día enrollada en mi cobija y de repente ese impulso que no viene atado a ningún pensamiento. Me levanto me visto salgo. Se ve una gran nube detrás del cerro. El mar. Barcos. Playa a lo lejos.
En el pueblo empieza a llover, me resguardo pero después ese impulso de nuevo… Salgo de mi refugió donde otras personas también aguardaban y camino por en medio de la calle entre el agua que cae, me saco la sudadera, me quito las sandalias.

Camino descalza. Estoy empapada pero no hace frío, un clima de subtrópico y una lluvia tibia que me escurre por los chinos y por las mejillas. Soy otra con cada gota que barre una memoria. Y soy la Misma.

Estoy latiendo desde el centro.

¿Es así es como se siente ser sin ningún nombre?

Hoy es pura vibración. Un constante sentido de presencia.

Vibración

¡Con la música! Claro, es como ser parte de las mismas notas, de que cada tono, cada melodía.

Vibración

Del gato que hace prr prrr cuando se hecha a mi costado.

Mi propia vibración.  Siempre había estado, siempre. Ahora solo soy consciente de ello, nada más eso, solo un detenersescucharsentirser.

Antes estaba, mucho tiempo atrás… se expresaba en distintas cosas que hacía también… al bailar, al reírme, al ver un atardecer, al sentir una conexión con alguien, al mar abierto… se expresaba.  Hoy no hay nada. No hay Guanajuato y su música y amigos. No hay San Francisco y  su libertad y amores. No hay Europa un viaje sin retorno. No hay romances. No hay la comida de mi abuela. No hay mar que me haga latir. No hay nada pero está.

Hoy hay una consciencia incluso de esa misma vibración. Algo más suave aún.

BARNANIT IV

Cristina Peri Rosi

Me he fumado todos los cigarrillos de este mundo
llené mis pulmones de nicotina y alquitrán
de monóxido de carbono y de tabaco.

Me fumé todas las alegrías todas las tristezas
todas las guerras las revoluciones los golpes de poder y los fracasos.

Me fumé la soledad y la compañía
la letra de los tangos y los solos de trompeta
los versos de Baudelaire y de Verlaine
en rojas cajetillas de Fortuna o L & M.

Me fumé las noches y los orgasmos
las ganas de vivir y de morirme
me fumé las flores de los tilos
y las pestañas de una rubia
la humedad de una vagina
y la crueldad del anochecer.

Cuando dejé de fumar
pareció que la vida se había detenido.

Ahora ya no fumo
ya no trago humo
ya no chupo alquitrán por los pulmones.

Y la vida vuelve a comenzar
sus imprevisibles gozos
su pasión
algo que llevarme a la boca
filtro o pezón
una cultura de prematuros destetados
una sociedad oral
que quiere consumirlo todo
hasta la muerte misma
inhalando monóxido de carbono
una cultura de la intoxicación,
todos los bebés de pecho
todos ansiosos e insatisfechos.

¿Qué es el Desafío Sweet?

Es una Dinámica Creativa que se originó en Caminomundos.  El desafío es escribir una entrada de Blog durante 16 días seguidos teniendo una meta que va más allá de la escritura.

AQUÍ:

16 Posts/Escritos personales para… simplemente por hacerlo.
16 Acciones para promover o movilizar un negocio de consultoría de investigación.
2 Idiomas

Un “veamos que pasa”