Sweet no name

Algo que “siempre” estuvo aquí no puede tener inicio. Pero puede, sin embargo ser reconocido, des-cubierto. ¿Cierto?
– Me había estado quitando la envoltura. Como le dije a un chico ayer por la tarde.

Solo porque hoy tengo los ojos brillantes. Sin motivo en particular, objetivo o desafío. Habrá tal vez un nombre al final de estos 16 días de escritura continua. No hay nada de suspenso o filosofía en esto, simplemente no puedo nombrar nada, los nombres parecen hechos de vapor. No es ninguna genialidad tampoco, creo que más bien es ausencia de un propósito en específico (¡O de ideas si así se quiere ver!).

Los nombres:  Lugares, países, personas, amores, mares, el nombre de Tulia. Todos con su propósito de no tener propósito. Es curioso que está página tenga el nombre de “Tulia González” y al mismo tiempo sienta que ¡Eso! veo una especie de impersonalidad en la personalidad: Tulia González es un proyecto-página-persona. Le doy el nombre a algo más, Yo me quedo como solamente Yo… Sweet no name: Dulcemente sin nombre.

Hay ideas, a veces, pero no son necesarias. Hay energía, a veces para hacer cosas, para escribir, traducir, para hacer trabajo de investigación… la mente se entretiene con cosas pero no son necesarias. Y tampoco son analizadas. Se suelta, y se deja que se convierta en lo que se tenga que convertir. Hay acción en la no acción. E incluso el no planear, el soltar, la renuncia, pierde su importancia también.

 

Digo: Vamos a hacer algo de consultoría, algo “profesional” dentro de toda mi levedad, y aun así confío en que de alguna forma loca lo puedo hacer y si no, también esta bien…

Digo: Vamos a escribir en el desafío de Caminomundos… y ahora no hay palabras pero pienso que las palabras estarán ahí cuando estén y si no… está bien también.

Digo: Vamos a vivir en una casa por un par de meses… y confío en que tendré dinero para vivir ahí… pero si no, esta bien también.

 

Entre tanto movimiento algo está muy quieto, algo es reconocido en contraste con este FONDO (background) inmutable. De poquito se fueron poniendo piecitas para nada en particular y por nada en particular. Solo para hoy respirar aire de un otoño en el hemisferio sur. Solo para hoy despertarme por la mañana y salir al porche a tomar un café al sol. Solo para que hoy en la oscuridad me metiera en la bañera y en el cerrar de ojos sea CONSCIENTE de haber desaparecido,  de haberme fundido.  Es increíble no sentir el límite entre la piel y lo de “afuera” entre la piel y el agua de la bañera… ¿dónde empieza una y termina la otra?

– Los días se hicieron los mismos, pero las cosas siguen pasando en ellos. –

No hay que nombrar por ahora. Por ahora los nombres pueden quedarse flotando en la neblina. Por ahora sólo digo:  Ahaa Si… Si Si.

¿Qué es el Desafío Sweet?

Es una Dinámica Creativa que se originó en Caminomundos.  El desafío es escribir una entrada de Blog durante 16 días seguidos teniendo una meta que va más allá de la escritura.

Aquí:

16 Posts/Escritos personales para… simplemente por hacerlo.
16 Acciones para promover o movilizar un negocio de consultoría de investigación.
2 Idiomas
Un “veamos que pasa”

2 Comments

  1. mayo 5
    Reply

    Me encantó esto del no name, nos esforzamos tanto en poner nombre sin necesidad de nombrar todo!!! También me gusta eso del no esfuerzo!!!
    Te sigo en tu desafío!!

    • mayo 7
      Reply

      me gustó tu numero 11.
      un abrazo
      🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.